Hilos, de Chantal Maillard

chantal_maillardAbrir las páginas de un libro como quien busca agua en el desierto. Me resulta difícil conectar con las palabras que se expresan de una forma nueva, y ante todo, extraña.

Fruncir el ceño ante tanta luz con incomodidad y desaprobación, pasar las páginas por esto de no sentirme culpable por dejar el libro a medias. Seguir buscando el oasis sin ganas.

Y de pronto, una revelación de palmeras y una brisa me dan un vuelco en el pecho que me produce vértigo, como si por fin lo hubiese encontrado, como si por fin alguien hubiese sido capaz de expresar aquello que no cabe en las palabras.

Chantal Maillard, profesora de filosofía experta en estética oriental, muestra una verdad expresada como nunca antes la había leído o escuchado, en su poemario Hilos.

“Tus ojos (…)
cálidos ojos-lago, ojos-aquí.
Aquí, como los niños
y los idiotas. Por eso tus ojos
para quedarme. Para
seguir aquí. Para aguardar
aquí. ¿Aguardar qué? No importa.
Para aguardar.”

Chantal Maillard, Hilos

 

Anuncios

Acerca de itziarancin

Comunicadora para el desarrollo con perspectiva de género, escritora y viajera. De Pamplona, con historia en India, Marruecos y Uruguay. Ver todas las entradas de itziarancin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: