Archivo mensual: junio 2012

Los Idiomas Comunes, de Laura Casielles

En las páginas de Los Idiomas Comunes (Premio Nacional de Poesía Joven Miguel Hernández 2012, ed. Hiperión), de la poeta y periodista asturiana Laura Casielles, hay brisas, colores y aromas conocidos: el té a la menta, el azul de la kashba, el olor de la henna.

Hay quien critica este hermoso y reflexivo poemario por exceso de luz, por ausencia de drama, y sugiere que la autora no conoce la sombra porque es muy joven. Pero de tan ausente, la sombra en sus palabras da sentido a todo, todo lo explica; está, sin ser mostrada.

Irradia luz madura. Desanda los caminos y ella sola desaprende. Desdibuja los mapas,  las fronteras erróneas tan torpemente rectas que nos fueron trazadas en los montes, los mares y los ríos, en los lomos del aire, sobre y bajo la piel, y desmonta esquemas prefijados de nuestra sociedad. Como una semilla radiante que se ofrece en la palma de la mano, sus versos son todo pureza, cargados de esperanza y de futuro.

Laura Casielles escribe dos blogs: http://www.trespies-delgato.com y http://www.expressdelgato.tumblr.com, y es parte del equipo del interesantísimo portal sobre el mundo árabe Aish.es, cuya sección de poesía árabe seguimos atentamente desde Sherezade En La Red y ofrecemos sus cinco últimas entradas en el lateral izquierdo de este blog.


Me desordeno, amor de Carilda Oliver

Carilda Oliver, vía http://www.cubarte.cult.cu.

En estos días en que parece despertar la primavera sensual, entre tormentas y flores y aguaceros eternos recién nacidos, comparto un poema de la cubana Carilda Oliver. Disfrutadlo:

ME DESORDENO, AMOR, ME DESORDENO

Me desordeno, amor, me desordeno
cuando voy en tu boca, demorada;
y casi sin por qué, casi por nada,
te toco con la punta de mi seno.

Te toco con la punta de mi seno
y con mi soledad desamparada;
y acaso sin estar enamorada;
me desordeno, amor, me desordeno.

Y mi suerte de fruta respetada
arde en tu mano lúbrica y turbada
como una mal promesa de veneno;

y aunque quiero besarte arrodillada,
cuando voy en tu boca, demorada,
me desordeno, amor, me desordeno.

Carilda Oliver